A DIOS por nuestra existencia, a nuestros clientes que desde el inicio nos acompañan y respaldan amorosa y fielmente, porque conectan con nuestra propuesta y porque en definitiva son personas de amor y compromiso que quieren dejar una huella en sus seres queridos, o empresas que quieren entablar relaciones basadas en la confianza, el respeto, el compromiso, la lealtad…

Es innegable que gracias a ustedes hemos crecido, hemos aprendido y hemos mejorado, pero lo más importante de todo es que hemos tejido relaciones más profundas y humanas que hoy nos convierten en una familia que camina con el propósito de dejar una Estela de Amor en los que más podamos; son ustedes los que a diario nos contagian de su alegría, nos comprometen con sus necesidades y nos retan con sus aportes creativos. Nuestro compartir diario nos permite recibir no solo valoración y admiración, sino también aportes muy valiosos para nuestro sano crecimiento.

Estamos llenos de historias y sucesos que la marca atesora y lleva en el corazón como el reconocimiento de que cuando nos enfocamos en lo humano y trascendente de la vida lo que cosechamos son momentos memorables que nos acompañarán siempre; en definitiva comprendemos que es desde el corazón como se consolidan las verdaderas relaciones y nuestro compromiso es seguir trabajando consiente y responsablemente para no perder este objetivo, porque nuestro norte y más grande reto es crecer sin perder nunca la esencia.

Gracias, gracias, gracias porque sin ustedes, esto que nació con un propósito y con el sueño de llegar a muchos, no habría sido posible. Son ustedes los que como abejitas han ido polinizando esta propuesta y haciendo que ¡florezca en los corazones de muchos!

Agradecemos también a nuestros proveedores que con amor nos trabajan y con alegría nos atienden, convirtiéndose en nuestros coequiperos y haciendo de nuestros compromisos, sueños y propósitos, una realidad. Nos han acompañado a cumplir y a servir con asertividad y eficiencia; sin ustedes tampoco habría sido posible crecer y existir, por eso hoy consideramos que son merecedores de un abrazo enorme de gratitud y queremos que celebren todos nuestros triunfos porque también les pertenecen.

Agradecer a nuestros colaboradores que con amor, entusiasmo, compromiso, alegría…, laboran e imprimen su esencia, dejando toda su energía en el quehacer diario, me da por pensar que como duendes de un cuento de hadas están conectados con un propósito superior dejando su alma en cada producto para ayudar a tejer hilos de amor en esta humanidad. GRACIAS POR PERTENECER A ESTA FAMILIA.

Gracias a CARLOS por ser nuestra inspiración, nuestro ejemplo, nuestro guía, por acompañarnos desde el cielo y permitirnos esparcir su aroma y esencia.

Gracias a nuestra familia núcleo que ha permitido que nuestra historia personal se convierta en publica y además por abrazar con fe y esperanza la vida y con ello darle origen a una empresa que le da sentido y progreso a nuestras vidas.

Mi corazón crece a diario y se expande permanentemente con el contacto de cada uno de ustedes, con el apoyo y el abrazo incondicional que siento me dan a cada instante y por ello agradezco y celebro, no solo estos cinco años sino también la vida y todooooo lo que ella me ofrece.

Los llevo en mi corazón.

Luz Estella Montaño