Tierno, delicado, duce, encantador…, un alfajor de chocolate tan único como tú, como tu personalidad, como tus gustos y tu esencia.

Dos galletas rellenas de crema de avellanas unidas con un delicioso baño de chocolate serán tus cómplices para endulzar tu día y el de quién más quieres.

Hay quienes lo prefieren frío y aman su crocancia, otros disfrutan que se derrita entre los dedos con la crema de avellanas suavecita, otros lo combinan con leche o un cafecito caliente, pero sin duda todos coinciden en que tiene un único y dulce sabor

Pues nuestro alfajor de chocolate no es como los demás, no está ni relleno de arequipe ni de dulce de leche, sino que lo rellenamos de crema de avellanas buscando la combinación perfecta y cuidando los detalles que hacen de este uno de los favoritos de nuestros clientes.

No esperes más para disfrutar de nuestro alfajor de chocolate y compartirlo con tu familia, compañeros, amigos…, en sus cumpleaños, aniversario o simplemente en un día que quieras sorprender y alegrar a alguien…

Estela de amor