Un abrazo expresa todo lo que en ocasiones no se puede decir con palabras, recoge sentimientos y emociones, nos regala instantes de paz, serenidad, armonía…, logra reconfortar el alma e incluso sanar el espíritu.

Necesito un abrazo, necesitas un abrazo, todos necesitamos de uno… Que nos diga “Te apoyo”, “Celebremos juntos”, “Te amo” …, uno con tanta fuerza emocional que nos desate una sonrisa en todo momento, que nos lleve a cerrar los ojos, a un suspiro que dure unos 5 segundos.

Además de todo lo positivo que hemos hablado de los abrazos, estos también nos traen beneficios que han sido comprobados científicamente, pues diferentes estudios revelan que cuando abrazamos nuestro cuerpo libera oxitocina, hormona que nos ayuda a sentimientos bien, en paz y amor, además segrega serotonina y dopamina, encargadas de brindarnos tranquilidad y serenidad al recibir un abrazo.

Entonces quizá esto responda a la pregunta que muchos nos hemos hecho ¿por qué nos abrazamos? Y es que no solo lo vemos en los humanos, ya que los animales también lo hacen, con tanta naturalidad y ternura que podríamos pasar horas viendo fotos de koalas, osos, gorilas, pingüinos que se abrazan entre su misma raza…

Los abrazos son un acto con tanta fuerza que hay un día dedicado a estos. El día internacional del abrazo es festejado alrededor del mundo el 21 de enero, celebrado por primera vez en Estados Unidos en 1986, con la intención de conectar con el otro y cargarlo de tanta energía positiva que este desee también multiplicar abrazos.

En Estela de Amor nos hemos planteado un propósito, abrazar más, ser multiplicadores de abrazos, pues con nuestros productos puedes hacerlo y entregarle al otro un abrazo consolidado en valiosos sentimientos y un dulce momento con nuestros alfajores rellenos de un suave arequipe, alfajores rellenos de crema de avellanas y cubiertos en chocolate o a través de nuestra exclusiva novia de chocolate, un perfecto bizcocho de novia cubierto en chocolate semiamargo…

¿Qué esperas para abrazar? Solo necesitas extender tus brazos y llenarte de energía y emoción que seguramente contagiarán… Aprovecha cada día para abrazar, apoyar, celebrar y amar…